Cómo reparar un tubo de escape de coche

¿Quieres saber cómo reparar un tubo de escape de coche? Es sencillo tomar medidas preventivas para mantener el estado del silenciador y evitar que se oxide o agriete; sin embargo, si esto sucede, esta parte del escape también es lo más fácil de reparar. A continuación te mostremos los pasos para reparar el silenciador.

3 Pasos para reparar un tubo de escape

reparar un tubo de escape de coche

Como mencionamos anteriormente, reparar un tubo de escape de coche es muy sencillo, si el deterioro es grave, tendrás que cortar por completo con una ingletadora telescópica la pieza dañada. Veamos los pasos recomendados:

#1 Elige el método

Tienes diferentes opciones para arreglar el tubo de escape, pero la más común es usar cinta adhesiva o masilla. La única diferencia importante entre estos dos métodos es el tiempo de espera antes de que puedas volver a conducir.

Con la cinta adhesiva se repara el tubo de escape de tu coche casi al instante. Una vez aplicado correctamente, deberás dejar el motor en ralentí durante unos 5 minutos antes de poder salir a la carretera.

Con la masilla tendrás que dejar secar el producto 24 horas después de la aplicación. Si necesitas una reparación para volver a la carretera lo más rápido posible, la técnica de la cinta adhesiva es adecuada.

#2 Encuentra el área dañada

Ya sea que estés usando masilla o cinta adhesiva, primero deberás encontrar el agujero o la grieta:

  • Si el agujero está debajo del automóvil, deberás levantar el automóvil con un gato o usar un sistema de rampa para acceder al área a reparar.
  • Puedes hacer esto a pesar de que el orificio es de fácil acceso porque si alguna parte del escape es lo suficientemente frágil como para romperse, otras áreas no visibles del automóvil también pueden resultar dañadas.
  • Cerciórate de haber examinado todo el tubo de escape en caso de que haya otros agujeros o grietas. Dado que está haciendo el esfuerzo de reparar uno, aprovecha la oportunidad para reparar otros problemas al mismo tiempo.

#3 Limpiar la zona

Ya sea que uses cinta adhesiva o masilla, tienes que limpiar el área cerca del orificio antes de continuar:

  • La forma más sencilla de hacer esto es agarrar algo abrasivo como un cepillo de alambre y frotar el área.
  • Cuanto más limpia sea esta zona, mejor será la sujeción del sello que vas a aplicar.
  • Si usas masilla, puedes usar agua para limpiar, pero evita la humedad si planeas usar cinta, de lo contrario no podrá adherirse correctamente.

Los siguientes pasos varían según la técnica que hayas elegido utilizar y reparar el Escape

Una vez encuentres la parte dañada del tubo de escape o la parte perforada, puedes elegir unos de estos métodos para repararla:

#1 Cinta adhesiva

Encender el motor: Has funcionar el motor si la temperatura exterior es inferior a 21ºC. Si el metal está caliente, la cinta se adherirá mejor a la superficie.

Prepara la cinta adhesiva: Detén el motor:

  • Despega la cinta adhesiva del respaldo.
  • Ten cuidado de que no se adhiera suciedad a la parte adhesiva ya que esto podría afectar la adherencia de la cinta a la superficie a reparar.

Aplicar la cinta adhesiva: Presta atención. El silenciador puede estar caliente si has hecho funcionar el motor antes, así que toma tus precauciones:

  • No dudes en usar guantes si el tubo de escape está demasiado caliente para tocarlo.
  • Aplica la cinta adhesiva en el área e intente alisar la superficie para evitar arrugas.

Asegure los extremos: Asegura la cinta adhesiva envolviendo algunos cables alrededor del escape, para que la reparación dure más.

Enciende el motor: Deja que el motor funcione durante unos veinte minutos para calentar el silenciador, lo que tendrá el efecto de derretir la cinta y luego endurecerse nuevamente, creando así el sello.

#2 Masilla

Humedecer la zona: Después de limpiar el área, humedezca el área alrededor del agujero o agriete con agua. Asegúrate de que la masilla no se haya secado: si no, agrega un poco de agua y mezcla bien.

Aplicar la masilla: Extiende la masilla alrededor del agujero, así como dentro del agujero mismo. Si este último es lo suficientemente ancho, quizás sea más fácil usar hilo o malla para cubrirlo antes de aplicar la masilla.

Deja que el motor funcione: Deja que el motor funcione durante diez minutos. Esto iniciará el proceso de secado.

Deje secar: No salgas a la carretera durante al menos 24 horas después de aplicar el sellador.

Conclusiones finales

Ten en cuenta que estos dos métodos son solo reparaciones temporales. En algún momento, deberás reemplazar el escape cortándolo con una ingletadora telescópica, pero estas soluciones rápidas te ayudarán antes de que finalmente tengas que invertir en uno nuevo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.